Fibromialgía

Es un padecimiento o sindrome en el que duele todo el cuerpo acompañado de sensibilidad en músculos, articulaciones, tendones y otros tejidos blandos, también se presenta fatiga, dolores de cabeza,  depresión y ansiedad. Se presenta en mujeres entre 20 y 50 años, rara vez en hombres.

El dolor es constante, durante las 24 horas del día. Dicho dolor puede ser leve o intenso.

Las áreas de dolor se denominan de sensibilidad, estas pueden ser tórax, rodillas, codos, muñecas, atrás del cuello, región lumbar, falanges, tobillos y el dolor se irradía desde estas zonas. El dolor puede ser punzante, profundo o se siente como que quemará. Las articulaciones no tienen ningún problema aunque se sienta que el dolor proviene de ellas.

Al despertar se puede sentir dolor y rigidez, algunos pacientes pueden mejorar durante el día y empeorar en la noche. El dolor puede empeorar con la actividad, clima frío o húmedo, y obviamente en lapsos de estrés, ansiedad y/o depresión.

Otros síntomas son intestino irritable, hormigueo y entumecimiento en extremidades, inestabilidad en los períodos de sueño, disminución física, dolores de cabeza e incluso migrañas, problemas de concentración y memoria.

Las causas se desconocen pero puede ser un detonante:

algún trauma físico o emocional, hipotoroidismo, fatiga crónica, transtornos del sueño y depresión o estrés.

Para diagnósticar fibromialgía debe haber sentido dolor generalizado y sensibilidad mínimo 3 meses en 11 de 18 áreas.

-codos

-nalgas

-tórax

-región lumbar

-muslos

-cuello

-caja torácica

El tratamiento que hay es para ayudar con los síntomas y el dolor, puede ser fisioterapia, ejercicio y sobre todo métodos para aliviar el estrés, y técnicas de relajación. Si esto no funciona será mejor recetar relajante muscular y antidepresivos. esto con la finalidad de mejorar el sueño y la tolerancia al dolor.

Medicamentos recomendados para el tratamiento de la fibromialgía:   duloxetina (Cymbalta), pregabalina (Lyrica) y milnacipran (Savella). Unicamente con prescripción médica.

También pueden recetarse antidepresivos, anticonvulsivos, relajante muscular y medicamentos para dormir.

Es recomendado tomar terapia cognitiva conductista para manejar pensamientos negativos, llevar una bitacora del dolor y los síntomas, reconocer que empeora los síntomas, realizar actividades agradables y establecer límites. Las situaciones de estrés alteran al paciente y acentúan los síntomas.

Hay que tener en cuenta que es un transtorno crónico, que los síntomas a veces mejorar pero pueden también presentarse por meses o por años.

Además de los medicamentos, terapias y atención médica, es muy importante sino lo más importante el apoyo y estabilidad del entorno familiar. La paciencia es muy importante para los pacientes con fibromialgía por que el tratamiento podría llevarse tiempo y en la familia por que debe haber un entorno de equilibrio, paz, relajación, y entender que la persona que sufre este padecimiento tendrá lapsos de dolor intenso, debilidad y algún tipo de rigidez.

Acerca de entre las sabanas

hablemos sobre lo que te gusta hablar entre las sabanas
Esta entrada fue publicada en adicciones, ansiedad, autoestima, crecimiento, depresion, estres, familia, fibromialgia, pareja, parejas, sexo, sexualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s